Puertas abiertas de la Sagrada Familia

3 Oct

Sagrada FamiliaLa semana pasada aproveché la jornada de puertas abiertas de la Sagrada Familia para entrar a dibujar por primera vez este icono de Barcelona.

Con motivo de las fiestas de la Mercè en Barcelona se realizaron tres días de puertas abiertas en la Sagrada Familia. Obtener una entrada no fue fácil, al igual que ya ocurrió el año anterior. Se pusieron 30.000 entradas disponibles en su web que se agotaron en 2 horas. El colapso que se generó en la web provocó que durante varios minutos los servidores estuvieran caídos y que todos al otro lado del monitor estuviéramos desesperados refrescando cada 5 segundos la página, para no perder la oportunidad de visitar gratis un monumento que de normal cuesta 15€. Como diría Antonio Lobato “si parpadean se lo pierden” así que ¡F5! ¡F5! ¡F5! Hasta que al fin conseguí registrar mis dos entradas 🙂

Invité a acompañarme a Shiembcn quien además nunca había estado en su interior. Accedimos por la fachada de la pasión, la más nueva de las dos, realizada por el escultor Josep Maria Subirachs, que representa la pasión y la muerte de Jesucristo. Ahí mismo nos detuvimos a llevarnos un dibujo rápido en nuestro cuaderno. No disponíamos de mucho tiempo ya que habíamos entrado a las 19h y a las 20h cerraban sus puertas. Sacamos nuestros cuadernos y mientras empezaba a llover a nuestras espaldas dibujamos las extraordinarias esculturas de Subirachs. Era la primera vez que realizaba un dibujo de pie.

Entramos a la Sagrada Familia con ese gesto que todos los que atravesamos la puerta no podemos evitar, la boca abierta debajo de aquel bosque de árboles de piedra que se eleva hasta un techo que te atrapa durante varios minutos.

Interior Sagrada Familia

Nos sentamos en un banco, yo a agregar un detalle de esas columnas en mi cuaderno y Antonio a terminar de colorear el dibujo anterior.

Dibujando en el interior de la Sagrada Familia

Antonio poniendo color

Dibujo Sagrada Familia

En cuanto al futuro de la Sagrada Familia, la verdad es que durante los últimos meses las obras han avanzado a muy buen ritmo. Se están levantando las torres centrales que rodearán la torre de Jesús de 172,5 metros de altura, lo que convertirá a este edificio, en 2026 si todo va bien, en el más alto de Barcelona superado solo por la montaña de Montjuïc. Parece que ya no queda tanto para ver el final de esta faraónica obra 🙂

He tenido la suerte de recorrer más de 35 países y puedo decir que jamás he visto un edificio más espectacular que la Sagrada Familia. Es una lástima que a veces no sepamos valorar lo que tenemos tan cerca, a mi me ha pasado con este templo y a la mayoría de Barceloneses les ocurre lo mismo. No nos paramos a ver lo que tenemos al alcance pero si que viajamos a miles de kilómetros para ver algo que ni siquiera se acerca a algo tan bello como lo que tenemos a la vuelta de la esquina. Por ello me gustaría animar a que todos escojamos un fin de semana y lo dediquemos a nuestra ciudad, a explorarla, a perdernos, a conectar con sus calles, sus fachadas, sus locales… estoy convencido de que nunca volveremos a ver y a sentir esas mismas calles como antes, habremos aprendido a amar a nuestra ciudad.

Jaume Jane

Atrevido, alegre, soñador e inquieto. Corredor y desarrollador web, pero sobretodo, viajero del mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *